5.27.2018







"If I give everything I'll lose everything."

Everything is about giving everything, and losing everything, and fighting for everything all over again.
Without questioning anything, because everything is everything, and this is life. Giving and losing.






5.17.2018




"El dolor de Lucile formó parte de nuestra infancia y más tarde de nuestra vida adulta, el dolor de Lucile sin duda nos forjó, a mi hermana y a mí. Sin embargo, toda tentativa de explicación está condenada al fracaso. Por tanto, debería conformarme con escribir restos, fragmentos, hipótesis. La escritura es impotente. Como mucho permite plantear preguntas e interrogar a la memoria."

El dolor. Nos forja a unos niveles que nunca, ni en mil vidas, seremos capaces de comprender.



Extracto de 'Nada se opone a la noche', de Delphine de Vigan.




5.15.2018

 
 
 
El otro día soñe que te perdía, que te perdía para siempre. Y me vi perdido, muy perdido. Desgarrado para siempre, sin sentido, sin alma, sin ser, sin saber que hacer y que ser y que sentir o como hacer. Fue un sueño horrible, pero lo más horrible de todo fue el poso con el que amanecí al día siguiente, y el poso que ahora siento sobre mi. El aura de melancolía que tengo ahora mismo encima es lo más jodido que me ha pasado nunca. Básicamente no sé porque me ocurre, porque solamente era una pesadilla y no es real, pero como si de un gusano que aluniza una manzana, el poso se ha aderido a mi y no se va. Joder, es muy jodido. Cojo una foto nuestra y te miro eterno, infinito, como si algo que no ha pasado hubiese pasado. Es una sensación que no me gusta. Cuando regresas de trabajar, te abrazo como si no hubiese un mañana, como si fuese la última vez, como debería hacer siempre. Te miro con ojos vidriosos y te sonrío más feliz que nunca, por el solo echo de estar y verte a tu lado, por poder mirarte, tocarte, abrazarte, olerte y disfrutar de tu compañia. Porque joder, eres lo mejor del mundo, lo mejor. Y a tu lado soy tan feliz que solo imaginar que no va a ser así me destruye para siempre. Para eso, prefiero no soñar.